top of page
Search
  • Writer's pictureMiguel Barrios Morán

LA IMPORTANCIA DEL AUDITOR EN PROCESO


 

Cuando hablamos de las devoluciones de los clientes, pensamos que los problemas son de calidad del área de terminado y responsabilizamos a los encargados de entregar el producto. Pero, ante las presiones de entregar a tiempo y que no nos devuelvan el producto, corremos el riesgo de mandarlo aún sabiendo que está mal confeccionado. En algunos casos, la multa es menor por la devolución del trabajo al no pasar la auditoría de calidad y es mayor por no hacer la entrega a tiempo.


Como sea, la tensión que se vive en estas áreas y entre los jefes de departamentos generan conflictos culpandose mutuamente, sin hacer un análisis realmente serio y eficiente de la situación. Es incomprensible que los dueños, directores o jefes no manejen o integren personal como auditores de proceso. Si hacemos un análisis a fondo, nos daremos cuenta que los auditores son la más eficiente solución al problema de entregas de producto a tiempo y con calidad.


En la mayoría de las fábricas no se analizan las herramientas necesarias para lograr un sistema de calidad eficiente, y cuando se tienen no se cuenta con auditores en proceso. Dentro de los requisitos del sistema de calidad, se debe tener el paquete técnico, muestras físicas y contra muestras autorizadas.


Paquete técnico:


Esta es la principal herramienta escrita del sistema de calidad, la cual contiene especificaciones, dibujos o fotos de cómo fabricar las prendas; además, sirve de comparativo para que el auditor de calidad revise las partes del producto que va a auditar, por lo cual se debe contar con una ficha técnica práctica, sencilla y eficiente para guiar al maquilero o taller de costura, y disipar cualquier duda que se les presente. También en ésta misma, se incluye la tabla de medidas para que el personal de calidad pueda medir de forma correcta las prendas y determinar si las tallas están dentro del estándar que solicita el cliente.


También es bueno que se incluyan los moldes para planchar la bolsa o marcar la posición de pegado en el frente de la camisa, y hacer éstos con las medidas terminadas, por ejemplo, la cintura- más aún si lleva elástico-, y determinar si éstas son las correctas. Es muy importante que se tenga este tipo de herramientas de apoyo, por eso la ficha técnica debe considerar todos estos detalles que se requieren para una correcta confección.


La realización de muestras o prototipos ya autorizados servirán para que el maquilero o taller, vean el tamaño de la puntada, los pespuntes de las costuras, las combinaciones que puede llevar, por ejemplo, las mangas y frentes de diferente color; además, alguna aplicación adicional como encajes, bordados y, en algunos casos, el sublimado de toda la prenda, así como la textura y el tacto de la tela que se debe utilizar.

También es muy importante ver las etiquetas de composición y lavado que lleva la prenda. Un error muy grande es colocar etiquetas de otra composición; es decir, por ejemplo, una tela que sea 100% algodón y por error se le ponga 50% poliéster y 50% algodón. Este detalle puede ocasionar problemas internos en la fabricación y conflictos externos ante las autoridades, que nos pueden multar por tener mal la información del etiquetado.


Sabemos que el personal actúa de manera no mal intencionada, pero hay que supervisarlos para que trabajen de forma eficiente; por ejemplo, en el área de corte, al dejarlos trabajar en el tendido, ellos deben revisar la tela al momento de realizar la operación. Al no hacerlo, empiezan a pasar defectos que no detectan por estar distraidos. Se puede, incluso, mandar el corte con muchos defectos y piezas incompletas por no haber hecho empalmes y recuperar las piezas que salen con defecto.


El área de costura es una de las partes más importantes de este tema. Las operarias, al iniciar la jornada, deben revisar los aspectos más básicos en sus máquinas, como:

  1. Tensiones de la máquina.

  2. Ensartado de la máquina.

  3. Limpieza de la máquina.

  4. Daños en las agujas.

Al iniciar el proceso de producción, si a los operarios no se les capacita en esos aspectos se tendrán, como consecuencia, prendas defectuosas o de segunda. En un estudio de calidad que hicimos en más de 200 empresas, se detectó que los principales problemas de calidad de las prendas son los puntos anteriormente mencionados y una de las áreas de oportunidad es la capacitación de los operarios. Muchas veces en las empresas no se detectan estas situaciones por lo que es muy difícil tener estándares de calidad altos y hay afectación en la entrega de la producción a los clientes.


Algo que nos llama mucho la atención es que, en la mayoría de las fábricas, se le da más importancia a la auditoria final de las prendas y cuentan con un gran equipo de trabajo que tienen que revisar casi el 100% de la producción realizada para evitar la devolución por parte de los clientes. Pero, en realidad, esto es un problema muy grande porque si se detienen los pedidos o se detecta que no pasan la auditoría de calidad, la mayoría de las tiendas departamentales y de autoservicio sancionan a las empresas con multas cuantiosas que merman la utilidad de las empresas.


Pero, extrañamente, los empresarios no analizan o no plantean esos problemas, solo piensan en la parte final del proceso pero no consideran el contexto general del mismo. Si tan solo se hiciera un planteamiento eficiente de la situación, no siempre estarían bajo presión y estrés. Hagamos este análisis señalando las partes principales de la empresa.

  1. Diseño.

  2. Compras.

  3. Almacén de materia prima.

  4. Confección.

  5. Producto terminado.

Como vemos en estos puntos, la parte final es el producto terminado por lo que no podemos considerar tener al término auditores de calidad, es mejor considerarlos en todos los procesos; es decir, que Diseño nos dé el paquete técnico, que se revise la calidad de las telas y las habilitaciones, y que auditen el corte que representa casi el 50% de la calidad del producto. En la Confección es donde puede estar el control total de la calidad de los productos ya que al detectar los problemas en los procesos, se podrá entregar un producto con mejor calidad al área de terminado. Y claro, no dejar fuera la auditoría del producto final pero manejando las tablas de AQL para determinar, en base al tamaño de lote, cuantas prendas se van a auditar, con cuántas se va a autorizar el pedido y con cuántas se va a rechazar.


AUDITOR DE PROCESO


Si logramos tener un equipo de auditores en proceso lograremos controlar la calidad de la empresa. Pero, se deben capacitar de una manera más eficiente (ver curso de TEMYN: Haz que tus supervisores sean auditores), donde la metodología y los datos que se usen realmente sirvan para analizar la calidad y detectar las áreas de oportunidad, donde sí se puede detectar que la mayoría de los problemas de calidad se refieren a la capacitación de los operarios. Debemos hacer un plan maestro de entrenamiento, pero no solo es la elaboración del programa sino también el seguimiento que se le da, para una buena evaluación de los empleados.


También los controles que se utilizan deben ser muy prácticos y eficientes, para determinar cualquier inconformidad; en ese momento se le reportará al jefe de área para que aplique la medida preventiva o correctiva según sea el caso. Si hacemos esto, de manera óptima, mínimo de 2 a 4 revisiones de la calidad en el proceso y en los demás departamentos, controlaremos eficientemente la calidad, además podremos evaluar los departamentos y al personal de forma imparcial; es decir, que no se vea como algo personal, ya que el empleado es muy dado a sentirse presionado con las auditorías.


Debemos crear una política de calidad para que los empleados la asimilen, la asuman y se comprometan con la empresa y consigo mismos.


Recomendamos establecer sistemas de calidad eficientes y las auditorías de procesos de materias primas y de todos los departamentos que están antes del final del proceso. De no establecer estos sistemas, el costo de las devoluciones causarán mermas muy importantes en la utilidad de la empresa. Se deben crear auditores también de maquilas, porque si dejamos en manos de terceros la producción y no auditamos sus procesos, será aún más peligroso esperar un buen resultado de los mismos y correremos el riesgo de entregar productos de mala calidad.


Ing. Miguel Barrios Moran www.temyn.com.mx www.cbtaptemyn.com Tel. 3317363019 y 4451022567

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page