Las Compañías Manufactureras de USA temen que las tarifas aplasten las ganancias

Las compañías manufactureras de USA están tratando de revivir las ganancias y evitar el cierre de tiendas como resultado de la administración Trump y la decisión de extender las tarifas hacia las importaciones chinas.

Recientemente, el presidente Trump se retractó en algunas amenazas de tarifas, acordando retrasar los impuestos sobre juguetes, teléfonos celulares y otros electrónicos hasta diciembre. Pero, una gran mayoría de prendas y calzado importados de China, siguen sujetos a tarifas iniciadas el 1º. de Septiembre.

Aproximadamente el 40% de prendas y un 70% del calzado vendido en los USA son hechos en China, esto de acuerdo al American Apparel and Footwear Association. Luego de que China se conviertiera en miembro de la Organización Mundial de Comercio en el 2001, los retailers de USA colocaron su producción de manufactura de productos en ese lugar debido a los bajos costos laborales y de producción.

Como un todo, aproximadamente US$33 billones en costos de prendas, calzado y sombreros están dentro de los artículos sujetos al 10% de tarifa en las importaciones chinas que comenzaron  el 1º. de Septiembre, esto de acuerdo al Wall Street Journal y un análisis de datos de la Oficina del Representante de Comercio de USA y el Census Bureau.

Las prendas que se verán golpeadas por las tarifas son los guantes, abrigos y sweaters. Más del 60% de los calcetines y medias de USA son fabricadas en China y US$250 millones de ellos están sujetos a tarifas.

Muchas compañías de prendas han estado recortando precios para poder medir el impacto que se vive bajo la competencia de los descuentos de las cadenas de tienda, como Amazon.com y otros retailers. Eso les ha dejado operando bajo márgenes mínimos, que absorben hasta los más mínimos costos asociados a las nuevas tarifas, que son dolorosas.

"Las tarifas harán desaparecer las ganancias" dijo Wade Miquelon, Ejecutivo en Jefe de Jo-Ann Fabric and Craft Stores.

Jay Sole, analista de tiendas departamentales y cadenas de tiendas para UBS, estima que si la administración incrementa las tarifas a China hasta un 25%, podría conllevar el cierre de hasta unas 12,000 tiendas, casi un 10% de las tiendas de unas 524 cadenas de tienda, según un rastreo de UBS. Hasta el 10% en la tarifa hace una gran presión sobre cientos de tiendas alrededor de los USA, agregó.

Algunos administradores de cadenas de tienda son menos pesimistas. Sugieren que podría llevar años antes de que las tarifas provoquen un sifón en el flujo de la moneda para lograr amenazar el pago de renta de una gran mayoría de cadenas de tienda.

La administración ya ha impuesto un 25% en tarifas para unos US$250 billones de productos chinos.

Con planes para nuevos impuestos sobre productos chinos, virtualmente casi todas las importaciones de China, estarán sujetas a tarifas para finales de año.

La mayoría de las compañías de prendas estarán abiertas en absorber el incremento del costo o negociar formas de cómo minimizar los costos de parte de sus manufactureros chinos, para con ello evitar incrementar los precios a sus clientes.

Macy's Inc., quienes realizaron un incremento a sus productos como equipaje, productos para el hogar y muebles, cuando se incrementaron las tarifas para esos productos a un 25% en mayo, dijo que no estaba seguro de poder repetir ese mecanismo para otros productos y prendas con estas nuevas tarifas.

Fuente: Detrás de la Costura / Industria_190830b.html