FIBRA DE ÁCIDO POLILÁCTICO O PLA LA APORTACIÓN DE CENTÉOTL, DIOS AZTECA DEL MAÍZ, AL MUNDO

Por Francisco Ordóñez Ordóñez

La necesidad de preservar nuestro planeta, tratando de no hacerle daño con la generación de materiales derivados del petróleo, que son altamente contaminantes, ha hecho que regresemos a utilizar productos biodegradables, como son los derivados de los reinos vegetal y animal.

En la Industria Textil el uso de productos biodegradables es cada vez mayor, esto es debido a que la sociedad es más consciente y se entera más de los temas de preservación ecológica. El incremento del consumo del algodón, lana, lino y otras fibras textiles naturales es cada vez más deseable, así como la reutilización de las fibras sintéticas como el PET, polietileno, polipropileno y otras.

Una buena alternativa ecológica la encontramos en las de fibras artificiales (elaboradas por el hombre a través de la transformación a fibras textiles de un polímero natural).

Una excelente opción de fibra ecológica es la fibra Poliláctica o PLA que se obtiene del olote del maíz.

La fibra textil Poliláctica o PLA es definida por la norma internacional ISO 2076 como: “La fibra formada de macromoléculas lineales que tienen, en la cadena, al menos 85% de unidades de éster de ácido láctico”. 

De manera más simple diremos que el PLA es una fibra textil artificial, biodegradable, elaborada de almidones que se encuentran en vegetales como el maíz, el trigo o la remolacha.

Maíz mexicano (Zea mays)

El maíz mexicano materia importante para la elaboración del PLA.

El maíz (Zea mays).- Es una planta gramínea originaria de México, que fue domesticada por los pueblos desde hace 10,000 años. El dios o diosa del maíz azteca era Centeólt o Cintéotl (no está bien definido si era masculino o femenino) y se dice que se escondía bajo la tierra y debido a ello, varias de sus partes del cuerpo provienen de la misma, dejándole así los siguientes rasgos físicos:

Cabello de algodón.

Naríz en chia.

Dedos de camotes.

Uñas en un maíz alargado.

Ojos en diferentes semillas.

Centéotl o Cintéotl

Obtención del PLA

El PLA es una fibra cuyo monómero, ácido láctico, se genera principalmente del almidón del maíz, que es un recurso renovable. Es sustentable debido a que su materia prima se obtiene de la fermentación de subproductos agrícolas, como el almidón del maíz u otras sustancias ricas en carbohidratos.

Propiedades

Algunas de las propiedades del PLA son las siguientes:

Su peso específico es bajo (1.25 g/cm3), por lo que los tejidos que se elaboran con ésta son muy ligeros.

Baja recuperación de humedad (0.4% comparado con el algodón que es de 8.5%), por lo que su secado, después del lavado, es de corto tiempo.

Alta resistencia a los rayos ultravioletas, lo que hace que sus colores sean más sólidos.

Es de alta tenacidad (50 cN/tex si lo comparamos con el poliéster que va de 35 a 60 cN/tex), lo que le da mayor resistencia a los tejidos.

Usos

Son múltiples los usos de la fibra PLA, destacándose: la ropa (vestidos, faldas, camisa, entre otros), telas para cortina, tela para tapicería de muebles, pañales desechables, toallas femeninas, cubiertas de coches, toldos, bolsas para abono vegetal, embalaje y ropa desechable, entre otros.

Fuente:

https://www.mitologia.info/centeotl/

Para mayores informes contáctame por estas vías:
Ing. Francisco Ordóñez Ordóñez
Tel 5533 3145
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.